Cloud Computing es un concepto moderno de la disponibilidad de infraestructura IT a través de una red.

Cloud Computing significa que la infraestructura IT de su empresa lo pone a disposición y lo gestiona total o parcialmente un proveedor externo. El Cloud Computing hace que el usuario no necesite preparar ni instalar ningún hardware ni software. El acceso al servicio en la nube se suele hacer a través de una red como internet.


En la práctica ello se traduce en que el usuario no instala de forma local en su ordenador el Cloud Software, sino que accede a la página web del proveedor y allí tiene acceso a su programa. El programa en sí mismo y los datos relacionados con él están en el servidor del proveedor.


En Cloud Computing se diferencia entre varias cosas y engloba desde la puesta a disposición de una infraestructura completa (Infrastructure as a Service, IaaS) pasando por la puesta a disposición de una plataforma(Plattform as a Service, PaaS) o incluso la puesta a disposición de software concreto(Software as a Service, SaaS).


  • IaaS

    Infraestructura como un servicio

    Ejemplos frecuentes de IaaS son los sistemas de copia de seguridad y de archivo. IaaS también puede significar que los servidores se preparan para el cliente.

  • PaaS

    Plataforma como un servicio

    A diferencia del caso de IaaS aquí se trata de la gestión de una combinación de hardware y software. Los proveedores de PaaS permiten, por ejemplo, desarrollar software propio como un servicio.

  • SaaS

    Software como un servicio

    En este modelo, el proveedor pone a disposición aplicaciones de software a través de la nube. Por otro lado también es responsable del mantenimiento y la gestión de dicha aplicación de software.
    CentralStationCRM es un servicio considerado Software as a Service Cloud. Aquí puede obtener más información sobre Software as a Service y sus ventajas para los usuarios.

El Cloud Computing se adapta de forma dinámica a cualquier necesidad

Una de las ventajas principales del Cloud Computing es la buena escalabilidad de los servicios en la nube para cada uno de los usuarios. El servicio en la nube puede lidiar sin problemas con la mayor o menor intensidad de uso que hagan los clientes o usuarios individuales. Los picos de carga, como por ejemplo los que experimenta el comercio minorista en navidades, pueden gestionarse sin tener que mantener para ello de forma permanente una gran infraestructura.
Por lo general, los costes del Cloud Computing van acordes con las necesidades, es decir, se reducen tan pronto como se consumen menos servicios. Dado que el proveedor del Cloud Computing aúna los costes de muchos usuarios diferentes se puede sacar provecho de efectos de escala. Gracias a los reducidos costes totales también los precios de los paquetes resultan más reducidos para los clientes que si estos tuvieran que gestionar por sí mismos la infraestructura IT.

Por lo general el Cloud Computing conlleva un mejor rendimiento

Pero el Cloud Computing no solo aporta ventajas al usuario en lo que a costes se refiere, sino que, en la mayoría de los casos, los usuarios del Cloud Computing acceden a una mejor calidad comparada con la gestión interna. Por ejemplo, el uso de centros de datos profesionales permite que los proveedores de servicios en la nube ofrezcan estándares de seguridad más elevados que los que serían factibles en un centro de datos empresarial en un conjunto de oficinas. Sobre todo las pequeñas y medianas empresas (PYMES) sacan doble provecho ya que los costes de un nivel comparable de disponibilidad y seguridad son sustancialmente mayores.

Ejemplo de Cloud Computing

A modo de ejemplo sirven 10 pequeñas empresas, cada una de las cuales tiene un pequeño servidor para gestionar su software empresarial sin nube. El software se usa diariamente durante 10 horas y por la noche tan solo se hace una copia de seguridad. Para poder hacer frente a un crecimiento futuro el servidor está pensado para un mayor rendimiento del que se necesita actualmente.
Si este trabajo lo realiza un proveedor de la nube, probablemente este no contará con 10 servidores, sino con una cantidad mucho menor de ellos, pero mucho más potentes. Los diversos tipos de uso de los 10 clientes distribuyen mejor la carga en las 24 horas. Los distintos horarios de trabajo o las diferentes zonas horarias contribuyen a ese efecto. Gracias a los 10 servidores el proveedor puede, además, ofrece un servicio claramente mejor, por ejemplo, en lo que respecta a la seguridad de fallos: si se cae un servidor, ello puede solucionarse fácilmente haciendo que el resto de servidores asuman la carga de forma transitoria. Si en un caso grave se cae el único servidor que hay en una empresa, la actividad se para por completo.

Ventajas del Cloud Computing

  • Flexibilidad gracias a una muy buena escalabidad

  • Disponibilidad mediante redundancia en elementos clave del hardware

  • Sin estar ligado a un lugar gracias al almacenamiento de datos en la nube

  • Ahorro de costes gracias a menores gastos globales y a la reducción del consumo administrativo de sistemas individuales

  • Sostenibilidad gracias a la reducción de las capacidades no utilizadas de los servidores

  • Inicio más rápido al no necesitarse instalación ni configuración in situ


CentralStationCRM es conocido en medios punteros. Convénzase por sí mismo

Pruebe CentralStationCRM durante 30 días
de forma gratuita y sin compromiso.


Puede probar todos los paquetes durante 30 días de forma gratuita y
sin compromiso. Registro en 60 segundos.